Volumen Especial (2022) Convocatoria a presentación de artículos

2021-06-24

                                               ESTUDIOS DE FILOSOFÍA PRÁCTICA E HISTORIA DE LAS IDEAS

                                                            ISSN 1515-7180 – ISSN en línea 1851-9490

                                       Volumen Especial (2022). Convocatoria a presentación de artículos

                              El pensamiento de Arturo Andrés Roig: a 100 años de su nacimiento.

Coordinadores: Aldana Contardi y Marcos Olalla

            Arturo Roig-número especial

Arturo Andrés Roig nació el 16 de julio de 1922 y falleció el 30 de abril de 2012 en Mendoza (Argentina). Cursó los estudios de Filosofía en la Universidad Nacional de Cuyo y egresó de la misma en 1949. Obtuvo en 1953 una beca para realizar en Francia estudios sobre filosofía antigua con el profesor Pierre-Maxime Schuhl, estancia de estudios que duró dos años. A su regreso, su labor se concentró en la profundización de los estudios platónicos, tarea que abarcaría más de diez años. Se abocó a la reconstrucción de la historia cultural de su provincia natal y a la investigación de la presencia del krausismo y del espiritualismo en el Río de la Plata. Fue docente de la Facultad de Filosofía y Letras desde 1959 hasta 1975, momento en que se vio obligado, junto a su familia, a exiliarse y dejar la cátedra por la persecución política ocurrida durante el gobierno de María Estela de Perón y la gestión del ministro de Educación Oscar Ivanisevich. Entre 1973 y 1974 ocupó el cargo de secretario académico de la Universidad Nacional de Cuyo, gestión en la que impulsó transformaciones en la organización de los saberes en la universidad y particularmente en la Facultad de Filosofía y Letras, en el marco de una pedagogía participativa alentada por ideales democráticos. En su exilio residió un breve tiempo en México y luego en el Ecuador, país en el que se quedó hasta su regreso a Argentina en 1984. Durante esos años dedicó sus estudios al rescate de la historia del pensamiento social y filosófico del Ecuador, fundó y dirigió el Instituto de Estudios Latinoamericanos de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador. El gobierno ecuatoriano le otorgó la condecoración al mérito cultural en 1983. Ya en Mendoza fue restituido por orden judicial en su cargo universitario, del que se jubiló en 1985, e incorporado en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) como Investigador Principal y como Director general del Centro Regional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Mendoza (CRICYT), dependiente del CONICET. Unos años después fue director fundador del Instituto de Ciencias Humanas, Sociales y Ambientales (INCIHUSA).

La vasta y compleja producción teórica de Arturo Roig se encuentra atravesada por el propósito de establecer las bases teóricas de la filosofía latinoamericana. La historia del pensamiento filosófico latinoamericano, sus caracteres y desarrollos, así como también los modos de práctica filosófica y la preocupación por delimitar su metodología presentan un largo proceso de elaboración en su pensamiento. La renovación de la historia de las ideas y de la historiografía filosófica que llevó adelante es objeto de nuevas lecturas.

Su trayectoria académica, hoy conocida en Argentina y en toda América Latina, ha sido puesta de relieve en numerosas oportunidades. La riqueza y complejidad de la producción del filósofo argentino se manifiesta en la diversidad de cuestiones que hoy se abren a nuevas miradas. Entre ellas destacamos:

 

1) Una lectura del pensamiento clásico con claves propias

Los estudios de Arturo Roig sobre el pensamiento clásico se remontan a su formación universitaria, al enriquecimiento de los estudios platónicos en su estadía en Francia y a su experiencia como Profesor de Filosofía Antigua en la Facultad de Filosofía y Letras. En su obra Platón o la filosofía como libertad y expectativa se advierte una mirada propia del pensamiento platónico que no resalta un platonismo de las ideas, sino que supone una apertura hacia lo concreto. Su singular enfoque del pensamiento clásico se extendió, además, a los sofistas, los cínicos, los estoicos y los epicúreos. En cada caso se trata de un modo de acceso a los clásicos que se desarrolla como resignificación de la filosofía como ejercicio crítico e históricamente situado.

 

2) El espiritualismo y el krausismo argentinos

El krausismo es una corriente de pensamiento típica de la segunda mitad del siglo XIX y comienzos del XX que se manifestó tanto en Europa como en Iberoamérica. En relación con el krausismo argentino el trabajo llevado a cabo por Roig constituye un significativo aporte a una historia crítica de las ideas. Su labor prueba la extensión de este movimiento, que había sido visto como una cuestión exclusivamente española. Se ocupa rigurosamente de investigar el volumen e importancia de la acción social y producción escrita de pedagogos, políticos y escritores krausistas, lo que le permite ubicar esta corriente de ideas dentro de un movimiento mucho más amplio que en sus comienzos fue denominado “espiritualismo”.

 

3) La Filosofía de la liberación

Dentro del amplio y complejo movimiento que se conoce como “Filosofía de la liberación” Roig tuvo una participación decidida, aunque mantuvo cierta independencia de criterio. Lo que está en juego en los discursos que se dieron a comienzos de los 70 en Argentina es tanto el análisis del sentido y función de la filosofía en América Latina, como los posibles modos de vinculación entre filosofía y política. La filosofía que había sido entendida por la tradición como teoría de la libertad, es propuesta como “saber de liberación”, lo cual conlleva la denuncia de las totalidades objetivas cerradas, opresoras. 

 

4) La teoría y crítica del pensamiento latinoamericano

La inquietud por esclarecer la vinculación entre Filosofía e Historia de las ideas, la indagación por las cuestiones no resueltas en relación con la naturaleza de aquel tipo de historiografía y el interés por los problemas que presenta en sus diversas formas de desarrollo derivó en el pensamiento de Roig hacia una propuesta de ampliación metodológica. La Historia de las ideas es entendida como una disciplina con una carga ideológica y política que se encuentra marcada por situaciones históricas y sociales que no pueden ignorarse. Una teoría y crítica del pensamiento latinoamericano que entiende la filosofía como función para la vida, como saber crítico.

 

5) El siglo XIX latinoamericano

Pensar y repensar el siglo XIX es una de las tareas que se dio Arturo Roig. Se abocó tanto a la cuestión de las formas discusivas que caracterizan al siglo XIX, entendido no como siglo cronológico sino como siglo cultural, como al esclarecimiento de algunos criterios desde los cuales se puede encarar una lectura filosófica del mismo. En el estudio de nuestra literatura vio como una constante la “necesidad y voluntad de fundamentación del discurso”, la que se ha ejercido recurriendo a formas de saber epistémico dentro del cual se encuentra la filosofía. Nos mostró que las ideas de este siglo, tanto en su origen como en su función social, se plasman en el ensayo como conjunto de formas de mensaje alternativas respecto de las que habían estado vigentes.

 

6) La función utópica

La reflexión de Roig acerca de lo utópico abre la posibilidad de repensar no sólo la cuestión de la filosofía latinoamericana, sino la función de la filosofía en general. La necesidad del ejercicio utópico como constituyente del discurso filosófico tiene su base en la caracterización de la filosofía como crítica, cuestión que excede lo teórico epistemológico del campo de la filosofía y que tiene su fundamento en la afirmación del ser humano como valioso, sin cuyo postulado resulta impensable la actividad filosófica. La presencia de la función utópica es posible de ser reconocida en todo discurso crítico, no sólo en el discurso filosófico.

 

7) Moralidad de la emergencia

La moral emergente, en cuanto expresión teórica de una experiencia de los pueblos latinoamericanos, puede ser entendida como una dialéctica entre una subjetividad y una objetividad: dos niveles de la moral, de los cuales, el primero ha jugado entre nosotros, en los momentos de emergencia, un papel irruptor respecto del segundo. Esa tradición moral tiene como idea reguladora la dignidad, que juega como un principio ordenador y de sentido tanto de las necesidades, como de los modos de satisfacción de las mismas. El conflicto que genera el divorcio entre la justicia y el derecho interpela al filósofo a esbozar una propuesta que nos ayuda a repensarnos a nosotros mismos en cuanto sujetos surgidos de una realidad socio-histórica específica que ha generado respuestas éticas.

 

En esta ocasión desde la revista Estudios de Filosofía Práctica e Historia de las Ideas convocamos a conmemorar los 100 años del natalicio de quien fuera su fundador y primer director mediante la publicación de un número especial dedicado a su pensamiento. Convocamos a la presentación de artículos inéditos que tematicen sus aportes.

 

El plazo final de presentación de artículos bajo las normas editoriales de la Revista será el 20 de diciembre de 2021. Los mismos serán sometidos a la modalidad vigente de revisión de esta publicación.

Los trabajos deberán ser oportunamente enviados por el sistema OJS de la revista.

 

Coordinadores del número especial:

Dra. Aldana Contardi, (Instituto de Filosofía Argentina y Americana, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad Nacional de Cuyo), aldanacntrd@yahoo.com.ar

Dr. Marcos Olalla, (INCIHUSA – CCT-Mendoza/CONICET, Facultad de Derecho, Universidad Nacional de Cuyo), marcosolalla@gmail.com